Personal Shopper

Desde que empecé en el mundo de la moda he ayudado a decenas de mujeres de todas las edades y tallas a verse y sentirse bien.

Siempre me interesó la moda y en 2.000 abrí mi primera tienda de moda para mujer en Abrera.

Des de allí ayudé a algunas amigas cercanas a crear su estilo y actualizar su armario. Así, fui testigo de su transformación personal y descubrí la importancia de una personal shopper para ir más allà de la venta de moda.

En 2019 me trasladé a Igualada para proveer nuevas marcas de moda para la mujer y consolidar mis servicios.

Mi objetivo es siempre el mismo: asegurarme de que mis clientas vistan para la vida cotidiana  y para todas las ocasiones especiales de su entorno, y sobre todo que se sientan bien, empoderadas, con su propio estilo y siempre manteniendo una gran relación calidad-precio.